sábado, 24 de marzo de 2012

...POR LO QUE TIENE DE FUEGO SUELE APAGARSE LA ACCIÓN...

..._ A la gente de color no le gusta El pequeño Sambo. A quemarlo. La gente blanca se siente incómoda con La Cabaña del tío Tom. A quemarlo. ¿Alguien escribe un libro sobre el tabaco y el cáncer de pulmón? ¿Los fabricantes de cigarrillos se lamentan? A quemar el libro. Serenidad Montag. Líbrate de tus tensiones internas. Mejor aún, lánzalas al incinerador. ¿Los funerales son tristes y paganos? Eliminémoslos también. Cinco minutos después de la muerte de una persona, está en camino hacia la Gran Chimenea, los incineradores son abastecidos por helicópteros en todo el país. Diez minutos después de la muerte, un hombre es una nube de polvo negro. No sutilicemos con recuerdos acerca de los individuos. Quemémoslo todo, absolutamente todo. El fuego es brillante y limpio...
................................................................................

...No se puede construir una casa sin clavos en la madera. Si no quieres que un hombre se sienta políticamente desgraciado, no le enseñes dos aspectos de una misma cuestión, para preocuparle; enséñale sólo uno. O, mejor aún, no le des ninguno. Haz que olvide que existe una cosa llamada guerra. Si el Gobierno es poco eficiente, excesivamente intelectual o aficionado a aumentar los impuestos, mejor que sea todo eso que no que la gente se preocupe por ello. Tranquilidad Montag. Dale a la gente los concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de Estado o cuánto maíz produjo Iowa el año pasado. Atibórralo de datos no combustibles, lánzales encima tantos "hechos" que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a información. Entonces, tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que se mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian. No les des ninguna materia delicada como Filosofía o Sociología para que empiecen a atar cabos. Por ese camino se encuentra la melancolía....
..........................................................................

AUTOR: Ray Bradbury, fragmento de la novela FAHRENHEIT 451
FOTOGRAFÍA: Aarón Moreno Borges

2 comentarios:

Ana dijo...

Me gusta Bradbury, tiene un don, sabe como decir las cosas...
Que pasada de foto, parece una ilustración.
;)

Aarón dijo...

Hola Ana, comparto autor, me fascinan algunas novelas y relatos de este visionario estadounidense. Un hombre cuyas historias parecen un anticipo de lo que ocurre hoy día... aún en clave de ciencia-ficción.. "Farenheit 451" es uno de los clásicos contemporáneos de Bradbury que más me ha fascinado al leerlo y releerlo.

Gracias por tus palabras de apoyo, es una foto, sólo que he querido asemejarla a ese pasaje de la trama y por ende al duelo de sus dos protagonistas. Me alegro que te guste la fotografía Ana.

Me alegra que te asomes por aquí de vez en cuando compañera. Recibe un atento saludo. Hasta pronto.