domingo, 5 de junio de 2011

REFLEXIONES, DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE













..."Las hormigas son un gran misterio...¿cómo pueden saber, con meses de antelación como va a ser el tiempo del resto del año?...Si un invierno va a ser seco, ni aparecen...Si un invierno va a ser lluvioso las puedes observar en pleno mes de julio amontonando todo tipo de comida...es algo increible"...



..."Muchas veces el paisaje que te encuentras al torcer una esquina te emociona tanto desde muchos puntos de vista, que ya no te mueves de ahí hasta no haber observado el último reflejo y artístico rayo de luz y oído hasta el último susurro"...



..."A veces me gusta escuchar el sonido de la Naturaleza. El sobrecogedor silencio, que se ve interrumpido por una súbita brisa que mueve las hojas y nos obsequia con ese inconfundible sonido"...


..."A veces me paro a oler. Un olor que me recuerda a mi niñez, es el olor a la zahorra caliente mezclada con el olor a pino y a pinocha...Muchas veces me paro en los espacios volcánicos a contemplar ese olor, el cual viene también acompañado de emociones y recuerdos pasados"...



..."Cuando era niño la Naturaleza era para correr, para realizar demostraciones atléticas, hacer guerras con tus primos y amigos, jugar a la estrategia y al escondite, era el lugar para hacer casetas...Era el lugar para ensuciarse y arrastrarse, la zahorra era para enterrarse y camuflarse, si no llegabas sucio a tu casa con raspones por todos lados, entonces no había sido un día merecedor de ser recordado...Estábamos tan adaptados al medio como un indígena"...



..."Yo más que patear, paseo y vivo los lugares"...



Autor: Carlos Fuentes, librepensador

Fotografías: William Hernández, estudiante de Geografía de la Universidad de la Laguna



Retoque fotográfico: Aarón Moreno Borges

7 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

"ivir los lugares" qué bueno e importante para dar paso a una contemplación perfecta. Muy buen blog. TYe sigo. Un abrazo.

Aarón dijo...

Muchas gracias Alma. Si, este compañero así siente la NATURALEZA, hay que vivirla y empaparse de ella, con paciencia y delicadeza. Se aprende más de lo que uno imagina. Gracias por tus palabras. El blog lo hacen cada semana los muchach@s que desinteresadament$e participan, su caminar se los debo a ell@s. Un abrazo fraternal Alma. Hasta pronto compañera.

Annto dijo...

El sonido silencioso de la naturaleza es insustituible. Es muy triste que la estemos matando poco a poco... Ojalá la gente se diera cuenta de lo que realmente importa.

Espero que todo vaya bien, un beso!!
http://undespertador.blogspot.com/

Annto dijo...

Se me olvidaba: te sigo :)

Ana dijo...

Interesantes reflexiones, e incluso poéticas. Me ha encantado esta entrada, muy bonita, supongo que porque me gusta mucho la naturaleza, y como dice una de las reflexiones: Oír "El sobrecogedor silencio, que se ve interrumpido por una súbita brisa que mueve las hojas"
Saludos
:)

Aarón dijo...

Buenas tardes Annto, agradecido de tu visita a este espacio, apuntado queda tu blog, comenzaré a ojearlo. Llevas razón, pienso que es un anacronismo llamar hoy en día NATURALEZA a espacios donde el ser humano ha metido mano, pie, máquinas y veneno...como suelo decir, firmaría por hablar en unos años de MAL MENOR y no de CATÁSTROFE, no se si pensar ya esto como utopía...Con lo sabia que es la MADRE NATURALEZA y con las "diabluras" que le hacemos constantemente...en fin.

Compañero, gracias por tu opinión, bienvenido a este espacio. Gracias por seguirme, o más bien por seguir a la gente que colabora aquí sin censura de ningún tipo.

Un cordial saludo.

Hasta pronto Annto.

Aarón dijo...

Buenas tardes Ana, gracias por asomarte a esta ventana al Mundo, Carlos, el autor de estas bellas reflexiones las escribió, me consta, con un profundo sentimiento de respeto y amor al terruño que pisa y siente. No lo conozco personalmente pero se de buena fuente que es un auténtico "librepensador".

Ana, gracias por tu aportación, y por tu maravilloso blog.

http://bohemiomundi.blogspot.com/

Un cordial saludo compañera.

Hasta pronto.